vivir, salud, planeta y más....  

Planeta: LATINOAMERICA EN EL FRENTE ORGANICO


En AMERICA LATINA existen casi cinco millones de hectáreas dedicadas a la agricultura y ganadería orgánica, repartidas en más de 110 mil predios. Más del 20% del área orgánica mundial se encuentra en nuestros países.

Argentina es el país con la mayor superficie dedicada a la producción orgánica y ocupa el segundo puesto a nivel mundial.

Uruguay se convirtió en el país latinoamericano con la más alta proporción de tierras dedicadas a la producción orgánica, y alcanza así la novena posición de la lista. De este modo el MERCOSUR se convierte en el segundo bloque comercial con la mayor superficie destinada a cultivos orgánicos después de la Unión Europea.

América Latina posee la particularidad de que la mayor parte de su producción la destina a la exportación, especialmente a los países industrializados. Las proyecciones de la demanda de alimentos hacia el futuro indican que ese incremento se mantendrá. Las posibilidades de crecimiento son grandes ya que en 17 países la superficie orgánica todavía es menor al 1% del área agrícola.

nota sobre frutas y verduras de origen orgánico

fuente Readers Digest, Jun-07

 

Nutrición: Estrés y Alimentación


Recién estamos comenzando un nuevo año y aunque la mayoría de nosotros viene de unas breves vacaciones (o todavía las estamos disfrutando), es difícil desconectarse y olvidarse del estrés. El estrés es algo que la mayoría de nosotros experimentamos, o hemos sentido alguna vez, básicamente es una reacción física de una condición psíquica. Cuando nos sentimos abrumados o tenemos problemas, es difícil manejar el estrés.

Uno de los problemas que sentimos cuando nos estamos estresados es que, por lo general, nuestra alimentación se ve deteriorada. Lo que aumenta nuestros niveles de estrés y genera otros problemas. Varias son las investigaciones que demuestran que el estrés y la alimentación están vinculados, la buena alimentación es fundamental para mantener nuestra salud física y mental.

Es por eso que vamos a ver algunos consejos para mantener una buena alimentación aún cuando estemos sintiendo que “no podemos más”.

  • Muchas personas estresadas se saltean el desayuno, comienza el día aunque sea comiendo almendras y leche, esto te dará energía. Puedes ayudarte con un suplemento multivitamínico.
  • Trata de no olvidarte de almorzar, sino tienes tiempo aunque sea intenta tomarte dos minutos para comer alguna fruta.
  • Evita cenar tarde y comer pesado. Durante los fines de semana trata de descansar y comer liviano.
  • Evita tomar muchas bebidas como el té, gaseosas y bebidas con cafeína.
  • Evita las comidas fritas. No consumas alcohol.
  • Si te sientes mal puedes comer una banana, ésta funciona como un buen antiácido. También pedes probar con hierbas naturales, que son buenas para regular el estrés.
  • Un buen “antídoto” contra el estrés es practicar ejercicio con regularidad, la actividad física te relaja.

datos sobre el estrés

fuente: www.vivirsalud.com

LENTEJAS ORIGEN E HISTORIA


En la segunda edad de la piedra o neolítico, más o menos once mil años atrás, la pequeña planta de la lenteja desde su estado silvestre fue elegida, juntos con otras, como la cebada, la arveja y el primitivo trigo, a participar en la aventura de los primeros cultivos controlados por el hombre. Eran las tierras donde se desarrollaron las primeras civilizaciones euroasiáticas. Independientemente y en tiempos posteriores, en otras zonas de África y de América central, sucedía lo mismo con otras plantas. El descubrimiento de la agricultura y la conservación de los granos, implicó una transformación social y económica, y también religiosa, en los pueblos que la practicaron. En Italia y en España, la lenteja llegó un milenio o dos más tarde y la arqueología la ha relevada juntos con otra legumbres en las tumbas de faraones y en la antigua Troya.. En la tierra de Cristo y en la India, el cultivo de la lenteja fue apreciado contemporáneamente a la primera domesticación, por el clima y tierra favorable.


La planta pertenece a la familia de las fabáceas, como todas las leguminosas. Es una planta pequeña, cuyas semillas, las lentejas se distinguen por la región donde se han cultivado, dueña del clima y de la tierra. También por su color, rojizo si es de origen egipciano, o pardusca si es de origen europeo: dentro de estos grande grupos hay muchas variaciones y todas con su susceptible cambio en el sabor y la cocción.

Las lentejas poseen un alto contenido de almidón, proteínas, minerales, especialmente hierro. Con una cocción apropiada, lenta, muy lenta, puede evitarse el remojo en los caso solamente de apuro.

Además, basándonos en nuestras experiencias, es preferible no agregar nunca bicarbonato de sodio durante el remojo ni la cocción: es causa de la inestabilidad de las vitaminas bajo la acción del calor y por lo tanto su destrucción.

Deducimos que el remojo es una necesidad: no hay que olvidar que las legumbres son semillas en estado de suspensión con la capacidad de dar inicio a una nueva planta. Durante el tiempo de remojo, la semilla empieza renacer, a germinar. Empiezan a desarrollarse las reservas de la semilla: las proteínas se modifican y se hacen más digeribles, las vitaminas, las sales, van haciendo parte de un ser vivo.

Con relación al salado, opinamos que es preferible hacerlo casi a fin de la cocción, porque endurece la cascarita de la legumbre y la aísla de la pulpa: el resultado es un puré de lentejas con muchas cascaritas incorporadas, mientras que nosotros queremos presentar y comer unas lentejas enteras, tiernas y sabrosas.

Datos interesantes sobre las lentejas



lentejas

Planeta


noticias sobre el calentamiento global

Salud


diabetes